Visita Virtual

Visita 3D
Visita 3D
Visita 3D
Siguenos en Twitter Siguenos en Twitter Siguenos en Youtube Visita 3D
Wedding Planner - Wedding Ideas - Wedding Show Llámenos: +57 310 321 7107 - 310 322 9141 - 321 233 2467 - 321 496 9864

Tradiciones de las Bodas

La primera despedida de soltero

La historia cuenta que en Alemania un hombre sin fortuna se enamoró de una doncella, pero el padre de ésta prohibió la relación y se negó a dotarla. Entonces los amigos de la pareja se unieron para regalarles todo lo que necesitaban para hacerse una casa. De ahí la costumbre de llevar presentes a la despedida de soltero o soltera.

La entrega de la novia

En la antigüedad, las hijas se consideraban “propiedad” de sus padres. cuando llegaba la hora de desposar a la hija si su padre lo aprobaba, él en efecto, transfería la posesión de su hija al novio. hoy el acto de entregar la novia al novio en el altar, simboliza la bendición de sus padres al matrimonio.

Posición en el altar

Antiguamente muchos matrimonios se realizaban en condiciones realmente extremas; por lo que era obligado que la novia se colocase a la izquierda del novio para que éste pudiera tener libre su mano derecha y así sacar fácilmente su espada en caso de ser innecesario.

El padrino

El padrino de bodas responde a una tradición germánica del año 200 D.C. Dentro de los Godos de Europa del Norte, usualmente se realizaban matrimonios dentro de la misma comunidad. Pero, si escaseaban las mujeres, el novio debía capturar una novia de algún pueblo cercano. Lo hacía acompañado de su mejor (o más fuerte) amigo, quien lo ayudaba a capturar a la novia.

Origen de la marcha nupcial

La tradición de tocar la marcha nupcial comenzó con la boda de la Princesa Victoria de Inglaterra con el príncipe Federico Guillermo de Prusia. Victoria, gran aficionada a la música, eligió ella misma las dos marchas que iban a sonar en su boda: la Marcha Nupcial de Mendelssohn y la ópera Lohengrin de Wagner. Desde entonces, esta tradición se ha convertido en una de las más seguidas.

El color del Vestido

Cada cultura interpreta los colores con un significado particular. En las culturas occidentales se considera el color blanco; para el islamismo es el negro. El color blanco del vestido de novia occidental representa la virginidad y la pureza. El amarillo —que es común en muchos países como Estados Unidos e Inglaterra— se identifica con el dios del amor y la abundancia. La tradición de usar un hermoso vestido blanco en las bodas fue impuesta en el año de 1840 por la Reina Victoria, quien el día de su matrimonio lució un elegante vestido blanco, rompiendo con la costumbre que privaba en ese entonces a las novias de utilizar su vestido preferido para el día de su boda.

La Liga

Símbolo de buena suerte para aquellos invitados que se quedaban con un pedazo de ésta al final.
El lanzar la liga comenzó a utilizarse en la época en que era común que las mujeres utilizaran liguero, y era la forma en la que el novio compartía su suerte con los hombres solteros que asistían a su boda. En nuestros días se cree que el hombre que gana la liga es el próximo que va a contraer matrimonio.

El tocado

La tradición de que la novia utilice tocado el día de su boda viene porque en la antigüedad se acostumbraba que las mujeres llevaran una guirnalda de flores (que simbolizaba la virginidad) cuando estaban en edad casadera, diferenciándolas así de las mujeres casadas.

El Velo

Originalmente, la novia usaba el velo como símbolo de juventud y virginidad. Las novias católicas lo utilizan como símbolo de pureza. Debido a esto, en ocasiones la novia lo elige de dos capas, para llegar al altar velada y que el novio la devele cuando le es entregada por su padre.

El pañuelo de la novia

Antiguamente los granjeros europeos creían que las lágrimas en una boda representaban buena suerte y que haría que lloviera en abundancia sobre los campos. Años más tarde se mantenía la creencia de que si la novia lloraba en día de su casamiento no volvería a hacerlo durante toda su vida.

El ramo

Las flores representan emociones y mérito; conllevan un mensaje de fertilidad, florecimiento y generosidad. La superstición dice que la afortunada que atrapa el ramo de la novia tendrá suerte y será la próxima en casarse.

Las Argollas

Las argollas son un recordatorio de la promesa de amor eterno que hace la pareja ante Dios y ante los hombres el día de su boda. Simbolizan además el compromiso de ambos de permanecer unidos por siempre.

Las Arras

Representan los bienes a compartir a través de la entrega mutua de 13 monedas (antes sólo el hombre se las entregaba a la mujer). el número de monedas no tiene un origen claro, pero se relaciona con la mala suerte, indicando que también en los momentos malos se pretende compartir lo poco.

El usar en día: algo nuevo, algo usado, algo prestado y algo azul.

Cada uno de éstos objetos tiene un significado especial: lo nuevo y lo usado representa la transición de la soltería de la novia a la de su nueva vida en matrimonio; lo prestado simboliza la aprobación del matrimonio por parte de familiares y amigos y utilizar algún detalle azul es sinónimo de pureza, amor y fidelidad. En Inglaterra se acostumbra incluir en este ritual una pequeña moneda que generalmente coloca la novia en su zapato derecho.

El Ponqué

La tradición del bizcocho de bodas comenzó en la antigua Roma como una práctica inusual. Después de la boda un pan se rompía encima de la cabeza de la novia, simbolizando fertilidad y larga vida. Esta tradición evolucionó y llegó a Inglaterra en el Medioevo, donde los invitados a una boda traerían pequeñas tortas y las amontonarían. El novio y la novia besaban las tortas, luego se les añadía una capa de azúcar glasé y se repartían a los invitados. Las tortas nupciales de hoy, deben su aspecto de varias capas a esta práctica.

El arroz y las flores

Actualmente al finalizar la ceremonia religiosa y cuando los recién casados salen del templo, es usual que los invitados les lancen arroz y/o flores, esto como una manera de desearles buena suerte en su matrimonio para que éste sea pleno de felicidad y satisfacciones.

Romper las Copas

Es una tradición judía que representa la destrucción del templo de Jerusalén; en algunas ocasiones las parejas recogen y guardan las piezas de cristal en una caja a manera recuerdo.

Cargar a la novia

Cargar a la novia a la entrada del nuevo hogar. Esta era una costumbre que tenía por objeto proteger a la nueva esposa de los malos espíritus que pudiesen estar escondidos bajo el umbral de la puerta de la casa. Así el esposo llevaba a su mujer sana y salva hasta su nuevo hogar, lo que además le garantizaba el feliz comienzo de su nueva vida en pareja.

Luna de miel

El término “luna de miel” se originó en la cultura galesa, donde los recién casados se retiraban por varios días en intimidad a observar la Luna y comer dulces de fruta, entre otras cosas.

Ir a la barra de herramientas